Hazte socio de radio solidaria

En 2019 se produjeron 207.300 abortos en Inglaterra y Gales, la cifra más alta desde que se permite la interrupción del embarazo. En 2019, hubo 207.384 abortos de mujeres residentes en Inglaterra y Gales, el número más alto desde que se aprobó la Ley de Aborto en 1967.

Las cifras han sido publicadas por el Departamento de Salud y Atención Social del Reino Unido (DHSC).

El nuevo informe “proporciona estadísticas sobre los abortos registrados en Inglaterra y Gales en 2019. La información presentada se basa en los formularios de notificación de abortos enviados por clínicas y hospitales al Director Médico del DHSC”.

Según el DHSC, “la tasa de aborto para mujeres menores de 18 años es la misma que en 2018 (8,1 por 1.000), pero ha aumentado para las mujeres mayores de 35 años (de 9,2 a 9,7 por 1.000 entre 2018 y 2019)”.

Además, “la tasa de aborto en 2019 fue más alta para las mujeres de 22 años: 31,6 por cada 1.000 mujeres, mientras que en 2018 la tasa más alta fue para las de 21: 30,7 por cada 1.000 mujeres”.

Las menores que realizan abortos han disminuido en los últimos años, “particularmente en el grupo de menores de 16 años, donde las tasas han disminuido de 4 por 1.000 mujeres en 2009 a 1,4 por 1.000 mujeres en 2019", dice el informe. El DHSC explica que la proporción de mujeres que se someten a un aborto tras ya sufrir otro aumentó en un 40%, en comparación con el 34% en 2009. Entre las personas de 30 años o más, casi la mitad (49%) había tenido al menos un aborto previamente.

En 2019, el 98% de los abortos se realizaron bajo “supuesto C: el embarazo implicaría un riesgo mayor que si se terminara el embarazo, por lesiones a la salud física o mental de la mujer embarazada. En casi todos estos casos (99%), la salud mental fue la razón”, subraya el informe.

Con respecto al estado civil, “el 81% de los abortos fueron para mujeres cuyo estado civil se dio como soltera, una proporción que se ha mantenido más o menos constante durante los últimos 10 años”.

“Cada aborto es una tragedia. Es increíblemente triste descubrir hoy que el número de abortos en Inglaterra y Gales ha aumentado una vez más”, dijo Nola Leach, directora ejecutiva de Christian Action Research and Education (CARE).

Según Leach, “el hecho de que la tasa de abortos para mujeres de 35 años o más haya aumentado desde el año pasado plantea grandes preguntas sobre las presiones de la vida moderna. La inestabilidad de la convivencia y la intensa presión para que las parejas mantengan dos ingresos se están cobrando un alto precio”.

Señaló que “las llamadas de algunos para hacer que el aborto sea aún más accesible aquí en Inglaterra y Gales se traducirá en un aumento de estos números”.

“Queremos ver el fin de la cultura que ve el aborto como la única opción para un embarazo no planificado y es vital que las mujeres estén completamente informadas de todas las opciones disponibles para ellas”, agregó la directora ejecutiva de CARE.

La Sociedad para la Protección de los Niños No Nacidos (SPUC), el grupo pro-vida británico más antiguo, emitió un comunicado declarando que “detrás de las cifras hay mujeres reales que han dado un paso irreversible y que probablemente sufrirán física o emocionalmente”.

“La propaganda que dice a las mujeres que el aborto es ‘simple y seguro’ junto con un acceso más fácil a las píldoras abortivas está aumentando los números de abortos", dijo Antonia Tully, directora de campañas de SPUC.