Ramón Ubillos nos comparte esta reflexión en este día Nacer de nuevo es el milagro más grande que puede experimentar cualquier ser humano, y solo sucede por el omnipotente poder del Espíritu Santo.