Hazte socio de radio solidaria

Todos los cristianos necesitan poder estudiar la Biblia para su propio crecimiento espiritual además del crecimiento de los que están a su alrededor o bajo su cuidado espiritual. Dios ha dado el Espíritu Santo a cada creyente para ser nuestro maestro principal.

Nunca debemos olvidar la importancia de nuestra dependencia del Espíritu de Dios para enseñarnos y darnos el poder para obedecer lo que aprendemos.

Con la ayuda de Dios, es posible para cada creyente comprender la Biblia, aún si el único libro que tenemos es la Biblia.

Nunca debemos escoger entre estudiar diligentemente o depender del Espíritu Santo. Ambos son importantes. Hacer una lectura rápida de un pasaje bíblico, y suponer que lo comprendemos completamente es una tontería. Siempre hay algo más que podemos comprender.