Huye de las pasiones juveniles

Escrito por el 19 de mayo de 2022

El término “pasiones juveniles” puede abarcar muchas áreas. El deseo por el dinero, el deseo de honor y reconocimiento, deseo por el poder, y no menos importante, la atracción y el deseo hacia otra persona o personas. Cuando se trata de este deseo en particular, puede haber un montón de fantasías, pensamientos e ideas impuras que bombardean mi mente.

Sentirse atraído por alguien no está mal en sí, pero la atracción es a menudo engañosa y la mayoría de las veces conduce a mis propias pasiones y deseos a dirigir mis acciones, en lugar de tener un amor genuino por mi Padre.

El resultado de vivir de acuerdo a mis deseos – permitir pensamientos e ideas que no son puros vivir en mi corazón y mi mente – es pecado. ¿Y qué hace el pecado? Separa a mi espíritu de Dios, arruina mis relaciones con los demás, dificulta, corrompe y destruye cada paso que tomo.

Celo por pureza

¡No es de extrañar que Pablo usara palabras tan fuertes! Su exhortación a Timoteo es sin duda relevante e increíblemente útil cuando se trata de enseñarme cómo puedo mantener mi corazón y mi conciencia pura ante el rostro de Dios. Pablo exhorta a Timoteo a huir de las pasiones juveniles; a rechazarlas por completo. Había un intenso celo en su corazón por la pureza y la piedad.

¿Tengo este mismo celo en mi corazón? ¿Alineo mi vida con lo que dice la Palabra de Dios? ¿O le doy un espacio a un poquito de impureza “aquí y allá”?

Jesús poseía tal celo en su corazón que su rostro estaba puesto como un pedernal contra el pecado. El se entregó totalmente a la voluntad de Dios y no dejó lugar para que la impureza se manifestara en su vida.

El resultado de ser fiel

Cuanto más busco la voluntad de Dios para mi vida, más claro y serio se vuelve esto. Pablo no está exhortando a Timoteo a que huya cuando se siente tentado o atraído por alguien, lo está animando a tomar una batalla contra la impureza; a rechazar conscientemente lo que no tiene una base en la voluntad o la Palabra de Dios en su vida. Él está animando a Timoteo a buscar y vivir de acuerdo con el estándar de pureza que Jesús establece en Mateo 5: 27-30. Pureza en cada pensamiento, palabra, mirada e intención.

Cuando pienso en la esperanza y las promesas que ofrece el Evangelio, y en el objetivo final – que puedo ser como Él – entonces no hay duda de si debo huir de las pasiones juveniles. No cabe duda de que no debo alimentar o nutrir mi propia carne pecaminosa con un poco de coqueteo por aquí o un pensamiento indulgente por allá. Si tomo esto con seriedad se vuelve bastante obvio: ¡debo arrojar toda impureza a la basura y correr por mi vida hacia la justicia, la fe, el amor y la paz!

Un rostro como pedernal

Debo permitir que Dios y su Palabra den forma y dirijan mi vida, además de que debo luchar y esforzarme por la pureza de la que leo en Su Palabra. Y por supuesto, Dios me ayudará en esto; se asegurará de que no sea avergonzado.

Son muy pocos los jóvenes que huyen de las pasiones juveniles y luchan por la pureza en sus vidas. Pero los que lo hacen son extremadamente preciosos ante los ojos de Dios, y Él puede usarlos para cumplir Su buena y perfecta voluntad en la tierra. “Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra.” 2 Timoteo 2:21.

¿Deseas ser alguien que se guarda, se mantiene puro y está preparado para toda buena obra? ¿Uno que es como Jesús, su Maestro?

Elige ser uno de estos jóvenes raros con un rostro como pedernal contra cualquier indicio de impureza. Dios pagará abundantemente a cada alma que esté dispuesta a hacer esto por Él.


Continuar leyendo

Canción actual

Título

Artista