Si un edificio es mas alto, no significa que sea mejor que el edificio que es mas bajito, han sido creados para diferentes propósitos, quizás el mas alto es un hotel, y el de menos pisos es una iglesia, los propósitos son diferentes y eso no tiene que hacer que nos sintamos incomodos.

Cada persona en esta tierra tiene un propósito distinto que cumplir, y ello no nos hace mejores ni peores que otros, el éxito y la forma de medirlo depende de lo que sea el éxito para cada persona, por ejemplo, una maestra que esta consagrada a sus alumnos puede tener mucho éxito al inspirarlos y enseñarles en las aulas lo que le ha sido encomendado.

Seguramente la medida de medir su éxito será en cuantos alumnos habrá influido y enseñado bien, no tienen nada que ver con el dinero, quizás no gane mucho; al igual un padre que ha tenido éxito al formar a sus hijos, a logrado transmitirles una visión clara y un entendimiento perfecto de como conducirse en la vida, el padre esta lleno de alegría, ha tenido éxito.