Hazte socio de radio solidaria

La Biblia advierte: El amor al dinero es raíz de toda clase de males. Programa dirigido por Carlos y Dorys Matos en Radio Solidaria.

¿Amas el dinero? Es muy fácil responder “NO” a eso porque suena como algo malo y podrías decir: “yo no hago cosas malas”. Otros están pensando, ¿Cómo puedo amarlo si ni tengo? Todos hemos visto en la televisión esos programas de personas codiciosas que hacen lo que sea por ganar dinero. Cuando escuchas lo que son capaces de hacer por mantener el “status”, lo que más se oye es: “el amor al dinero los llevó a esto”. Esos programas también nos muestran las verdaderas consecuencias del amor al dinero. Creo que todos aplaudimos cuando este tipo de gente termina en la cárcel, porque nos duele ver cómo destruyen familias y hasta países enteros por su avaricia.

Hay una escritura que resume muy bien todo esto: “Pues el amor al dinero es la raíz de toda clase de mal; y algunas personas, en su intenso deseo por el dinero, se han desviado de la fe verdadera y se han causado muchas heridas dolorosas” (1Timoteo 6:10, NTV). Interesante que diga que las personas que aman el dinero se causan a ellos mismos mucho dolor. Después de leer esto, tal vez estés pensando:

“Yo no amo el dinero”. ¿No es cierto que todos, internamente, añoramos estar mejor económicamente? ¡Claro!, y no hay nada de malo en eso. Es bueno desear estar mejor, que nuestros hijos tengan lo que no tuvimos, pero si ese anhelo está acompañado de ciertos motivos o sentimientos en nuestro corazón, puede dar rienda suelta a que ese deseo de mejorar tu situación cruce una línea muy delgada y transparente, difícil de ver, y se convierta en amor al dinero. Quiero darte varias maneras para identificar si eso que sientes es amor al dinero.

La gente que ama el dinero empieza a desear lo que tienen los demás, sea poco o mucho. Esta gente cree que es su “deber y responsabilidad” arrancarle a los demás esos ahorros o riquezas y depositarlos en las arcas de ellos. Ya no ven seres humanos sino unidades de producción. Una persona que ama el dinero miente, falsifica, engaña (al vender un carro, una casa), y hace cualquier cosa con tal de obtener más dinero.