Hazte socio de radio solidaria

El Rey Ezequías es otro personaje bíblico que nos enseña actitudes de su corazón dignas de imitar y procurar en nuestro corazón, todos hemos escuchado o leído una frase que está ahora muy de moda "lo mejor está por venir", lo he visto en frases y tarjetas cristianas y también puesto en diversos lugares que no tienen nada que ver con Dios, es como una frase de esperanza y de ánimo, que llena de expectativas el corazón al pensar que todo lo que estamos viviendo quizás esté bien, pero que lo mejor todavía no ha llegado o está por venir.

Hasta cierto punto esto es cierto, pero en la vida de todo cristiano siempre hay pruebas y dificultades, sufrimientos, adversidades, pruebas inesperadas que podrían desalentarnos al pensar cómo es que lo mejor está por venir, si solo veo dificultades, dónde está “eso mejor” que yo no lo veo??

En el pasaje de 2 de Reyes habla de la historia del Rey Ezequías, quien fue un rey tan especial que dice la escritura que no hubo otro como él ni antes ni después entre todos lo reyes de Judá.

Pero qué hizo Ezequías para ser un hombre tan bendecido? El Rey Ezequías reinó durante 29 años y se considera uno de los mejores reyes de Israel en el libro de 2 Reyes 18:3-6 describe los motivos por los que un Rey fue considerado tan especial y vamos a ver brevemente esas cosas que nosotros podemos hacer para recibir esa bendición y favor de Dios como lo tuvo este rey:

1. HIZO LO CORRECTO ANTE LOS OJOS DEL SEÑOR: 2 Reyes 18: 3 dice: “Hizo lo recto ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho David su padre.” Ezequías era del linaje de David, e hizo lo correcto delante del Señor, hacer lo correcto no es siempre el camino más bonito y más agradable, hacer lo correcto ante los ojos Dios puede ser que no sea tan agradable a los ojos de los hombres.

El rey Ezequías estaba resuelto a agradar al Señor y decidió hacer solamente lo que a Dios le agradaba. Debemos vivir con la actitud en el corazón de agradar a Dios con nuestra vida haciendo lo correcto ante los ojos de Él, aún a pesar de nosotros mismos y de los demás. Cual es la actitud de nuestro corazón? Cada día buscamos hacer lo correcto ante los ojos de Dios o ante los ojos de los hombres, para quién trabajamos, nos esforzamos y luchamos cada día?

2. DESTRUYÓ TODO LO QUE A DIOS NO LE AGRADABA: 2 Reyes 18:4 dice : “El quitó los lugares altos, y quebró las imágenes, y cortó los símbolos de Asera, e hizo pedazos la serpiente de bronce que había hecho Moisés, porque hasta entonces le quemaban incienso los hijos de Israel; y la llamó Nehustán.

El Rey Ezequías quitó los lugares altos, destruyó las imágenes, destrozó los ídolos que aún el pueblo de Israel adoraba, Los lugares altos en la biblia eran lugares en lo alto de la montaña, colinas o en los valles para la idolatría de otros dioses que no eran el Dios de Israel, aún el pueblo de Israel dice la escritura que todavía quemaban incienso a esos falsos dioses.

No basta solo con hacer lo recto ante los ojos del Señor, sino también desechar todo aquello que pueda ocupar el lugar de Dios en nuestras vidas, quitar los lugares altos en nosotros es quitar toda persona, cosa, situación o relación que pueda ocupar el lugar de Dios o que se antepongan al Señor en nuestros corazones.

3. 2 Reyes 18:5 dice “En Jehová Dios de Israel puso su esperanza; ni después ni antes de él hubo otro como él entre todos los reyes de Judá.” Las expectativas del Rey Ezequías estaban puestas en Dios, el puso su esperanza en el Dios de Israel, su futuro, el futuro de su pueblo, las decisiones, los planes y los sueños de lograr y realizar algo estaban puestos en Dios, solamente en Él estaba su esperanza y no en su propia fuerza y sabiduría o en los hombres, en quién está puesta nuestra esperanza? Cuál es nuestra actitud?

Nuestra esperanza debe estar puesta en Dios, nuestras expectativas en Su voluntad y Su corazón de amor hacia nosotros, quien pone su esperanza en Dios no será defraudado.

4. LE SIGUIÓ, NO SE APARTÓ DE ÉL Y GUARDÓ SUS MANDAMIENTOS: 2 Reyes 18:6 dice “Porque siguió a Jehová, y no se apartó de él, sino que guardó los mandamientos que Jehová prescribió a Moisés.”

El Rey Ezequías no solo puso su confianza en El Señor sino que siguió todo lo que Dios le dijo, se mantuvo firme al lado del Señor, sin apartarse, sin apoyarse en su propia prudencia, aferrado al Señor y guardando sus mandamientos. Guardar los mandamientos del Señor preserva nuestra vida, debemos caminar sin apartarnos del Señor los 365 días del año, guardando su palabra y siendo fieles a Él. Cuál es nuestra actitud?

Cada día debemos considerar esta palabra, viendo cuáles son nuestra actitudes, hoy el Rey Ezequías no enseña actitudes del corazón que podemos aplicar a nuestra vida, hacer lo correcto a los ojos de Dios, quitar toda cosa que se interponga entre El Señor nosotros, guardar sus mandamientos, sin apartarnos de él y poniendo toda nuestra esperanza y expectativas en Cristo.

Ezequías nos enseña hoy un principio muy importante para los tiempos que estamos viviendo de incertidumbre y de malas noticias, poner en Dios TODA nuestra esperanza, la vida de este rey no fue un camino fácil, pero cada día vió victoria tras victoria y vió la mano de Dios en todo! Así que cuando nuestras expectativas y esperanza están puestas en El Señor, entonces sí que se cumple esta frase en nosotros, no importa lo que hoy estemos pasando, en Cristo lo mejor está por venir!